EL BLOG de JF

Mi Rincón.

EL BLOG de JF

Mi Rincón.

"Los Dieciséis de Richmond"

LOS DIECISÉIS DE RICHMOND

Al inicio de la Primera Guerra Mundial en 1914 el ejército Británico disponía de 2.500.000 voluntarios, pero las bajas aumentaban y se vió que las hostilidades no terminarían tan pronto como habian prometido los políticos, tal cosa hizo que el reclutamiento pasara de voluntario a forzoso.

Asi las cosas, en 1916 se llamó a filas a varones solteros y más tarde a casados. Se crearía unos 2000 tribunales para atender las apelaciones, pero a muy pocos objetores de conciencia se les otorgó la exención plena. La mayoría recibió órdenes de unirse a las fuerzas armadas, a quienes se negaron se les sometió a un consejo de guerra, se les encarceló y trató con dureza.

La historia contemporánea muestra la suerte que corrieron dieciséis objetores de conciencia, se les llegaría a conocer como: "Los dieciséis de Richmond", serían encarcelados en las mazmorras del castillo de Richmond en el condado inglés de North Yorkshire.

Las pruebas

Las bajas causadas por la contienda aumentaban a paso alarmante en Francia y Bélgica. El general británico Douglas Haig y el ministro de guerra Horatio Herbert Kitchener, necesitaban con desesperación más efectivos militares.

Con el fin de presionar más se decidió aplicar a los dieciséis objetores de Richmond un castigo ejemplar: engrilletados y a punta de pistola se les obligó a viajar en secreto a Francia.

La revista "Heritage" relata:

'en la playa de Boulogne-sur-Mer los ataron con alambres de púas a unos postes, casi como si los estuvieran crucificando, los hicieron presenciar el fusilamiento de un desertor británico, los amenazarían con el mismo castigo si no obedecian las órdenes, más tarde los hicieron marchar ante 3.000 soldados con objeto de sentenciarlos a muerte'.

 Para entonces el ministro de guerra británico había tomado cartas en el asunto, al general Haig se le ordenaría conmutar todas las penas capitales por diez años de trabajos forzados.

El legado

Los dieciséis de Richmond, captaron la atención de la opinión pública con el tema de la objeción de conciencia, con lo que se ganarían el reconocimiento y el respeto de los ciudadanos.

Así propiciaron que las autoridades fueran más comprensivas en el trato con los objetores de conciencia durante la Segunda Guerra Mundial y en el futuro.

En el año 2002, en un boníto jardín del castillo de Richmond se dedicaría en parte a la memoria de "los dieciséis", como tributo a sus valores morales.

¿Quiénes eran?

Eran hombres con convicciones religiosas y valores morales muy profundos... Entre 'los dieciséis de Richmond', había cinco de la Asociación de Estudiantes Internacionales de la Biblia (I.B.S.A., por sus siglas en inglés'), nombre que recibían entonces los "Testigos Cristianos de Jehová".

♡♡

Referencias

• Http:// www.english-heritage.org.UK/ uplad/pdf/richmond-16.pdf

• ¡Despertad!  "Una Prueba de Fe", 22 de febrero de 2004, pág. 12, 13.

~~~

JF

J. F. Hernando J.

 

Reina Atalía: Cuidémonos de la influencia de 'Jezabel'

Reina Atalía: Cuidémonos de la influencia de 'Jezabel'

El dicho: "de tal palo, tal astilla"', aplica con todo rigor a Atalía'', hija de Jezabel, y el rey Acab.

Jezabel no se retrajo de derramamiento de sangre inocente y demás actos perversos para adelantar sus aspiraciones inícuas..., y tampoco lo haría su hija Atalía. Ambas estuvieron sumamente envueltas en idolatría enloquecidas por el poder.

Atalía estaba casada con Jehoram y fue madre de Ocozias. Esta reina incitó e influyó en su esposo durante ocho años y en su hijo Ocozias durante el año de su reinado, para que hicieran lo malo a los ojos de Jehová Dios. Pero después de la muerte de su hijo Ocozias ocurriría algo...

"Ahora bien, cuando Atalía, la madre de Ocozías, vió que su hijo habia muerto, exterminó todo el linaje real. Sin embargo, Jehoseba hija del rey Jehoram, hermana de Ocozías, se llevó a escondidas a Jehoás hijo de Ocozías y lo apartó de los demás hijos del rey a quienes iban a matar. Lo metió a él con su nodriza en un dormitorio, y así lograron mantenerlo escondido de Atalía. De ese modo no lo mataron. Él se quedó escondido con ella en la casa de Jehová por seis años, mientras Atalía reinaba sobre el país."

(2 de Reyes 11: 1-3)

¿Cómo pudo ser tan perveso y criminal la acción de Atalía? ¿Cómo puede explicarse que esta mujer llegara hasta querer el mismo asesinado de su descendencia?

Atalía tenía profundas raices en la idolatria, por eso influyó en su marido e hijos para que saquearan el templo de Jehová y fueran dedicados los objetos y artículos del templo a los baales.

Por eso, actitudes de esa índole conduce a lo que nos dice la Escritura en:

(Romanos 1: 28-32)

"En vista de que no quisieron reconocer a Dios, Dios los entregó a una mentalidad desaprobada para que hicieran cosas que no se deben hacer. Estaban llenos de todo tipo de injusticia, perversidad, codicia y maldad; estaban llenos de envidia, asesinato, peleas, engaño y malicia; eran chismosos y calumniadores; odiaban a Dios; eran insolentes, arrogantes y fanfarrones; planeaban cosas malas, desobedecian a los padres, no tenian entendimiento, no cumplian sus acuerdos, no tenian cariño natural y eran despiadados. Aunque ellos conocen muy bien el justo decreto de Dios -es decir, que los que practican esas cosas merecen la muerte-, no solo siguen haciendo esas cosas, sino que también aplauden a los que las practican"

El caso de Atalía, su influencia y ansia de poder, nos enseña, nos muestra el peligro de envolverse en la idolatria ('todo tipo de idolatría'), adoración falsa, la cual sino nos cuidamos de ella y la rechazamos nos podría "abrir las puertas" a toda clase de maldad y deseos incorrectos. Por eso hariamos bien en no influir en otras personas por el ansia de nuestro deseo, nuestra vanidad de poder, de mandar, tener fama, hacer seguidores e influir en ellos..., bien sea en el ambito familiar, laboral, académico e incluso en la misma congregación cristiana...

Por lo tanto prestemos siempre atención a las palabras inspiradas de (1 Juan 5: 21) (1 Corintios 10:14) las cuales nos dicen:

"Hijitos, cuidado con los ídolos"

"Por eso, amados míos, huyan de la idolatría"

 

Luchemos por no ser 'astillas Atalías' del día moderno imitando la influencia 'Jezabel'. 

~~~

Téxtos bíblicos: Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.

 

JF

J. F. Hernando J.